Home Noticias Fallecimiento del Dr. Ramón Antonio ROSELL (1930-2010)
Numero 29
Número 10
Contenidos Externos
Equipo Editorial

Lic. Pía Squarcia
Lic. Fernando Gomez
Trad/Prof. Viviana Soler
Prof. Elena Contardi
Dra. Veronica Guler
Ing. Guillermo Sisul

Diseño y Programación
Alejandra Olazabal
Adrián Zunini
 

Diseño Gráfico
Marcelo Distefano
José Di Genio


Contribuciones al Editor:

El boletin electrónico del CONICET Bahía Blanca da la bienvenida a contribuciones de su personal para sus diferentes secciones. Los artículos y notas que aparecen en el boletín representan la opinión de los autores y no necesariamente la política del CONICET Bahía Blanca. En cuanto al derecho de autor, los artículos en su totalidad o parcialmente no podrán ser reproducidos por terceros sin previa autorización del autor/ autores.


Plantilla diseñada por
raduga

Menú de usuario
Acceso



Dr. Ramón Antonio Rosell (1930-2010)

Lamentamos comunicar el reciente fallecimiento del Dr. Ramón Antonio Rosell.

Ramón Antonio Rosell nació en la localidad de Puán, Provincia de Buenos Aires, el 12 de Febrero de 1930.

Realizó sus estudios universitarios en el Instituto Tecnológico del Sur (hoy Universidad Nacional del Sur, UNS), obteniendo los títulos de Químico (1953) y Licenciado en Química (1955).

Continuó sus estudios en la Universidad de Rio de Janeiro (Brasil, 1957), en la Universidad de California (Berkeley, EE.UU., 1959-61) y en los Centros de Investigación de Braunschweig (1976) y Leipzig (1979) de Alemania.

Obtuvo así los títulos de Master of Science in Soil Science (1961), Doctor en Química (1963) y Doctor in Soil Science (Ph.D., 1967).

 

En la faz académica, cumplió todas las etapas de la carrera docente de grado y posgrado en el Dpto. de Agronomía de la UNS, siendo posteriormente designado profesor consulto. Fue director del Instituto de Edafología e Hidrología (UNS), decano del Dpto. de Agronomía, y rector-organizador de la Universidad Nacional de Luján.

 

Desarrolló su actividad científica en el Departamento de Agronomía y en el CERZOS, del cual fue uno de los investigadores fundadores. Fue miembro de la Carrera del Investigador Científico (alcanzando la categoría de Investigador Principal) del CONICET, y director del Laboratorio de Humus y Biodinámica del Suelo (LAHBIS), como así también Coordinador del Laboratorio Nacional de Investigación y Servicios LANAIS N-15 (CONICET-UNS).

Se relacionó con diferentes asociaciones profesionales ligadas a la Ciencia del Suelo y a la Química Agraria. Fue socio activo de la Asociación Argentina de la Ciencia del Suelo (Buenos Aires), de la International Soil Science Society (Amsterdam), de la Soil Science Society of America, de la American Society of Agronomy (Wisconsin), de la Asociación Argentina para el Progreso de las Ciencias (Buenos Aires) y de la International Humic Substances Society, de la cual fue su delegado en Argentina. Recibió el reconocimiento de “Miembro Honorario” de varias de ellas, además del reconocimiento en diversos Congresos Internacionales de la Ciencia del Suelo.  Fue nombrado Académico Correspondiente de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria (Argentina).

Asistió a más de 100 Congresos y Reuniones Científicas, se desempeñó en los más variados cargos técnicos, participó de numerosas comisiones de trabajo y jurado en más de 20 concursos docentes.

También tuvo una activa participación en la formación de recursos humanos. En este aspecto dirigió más de una decena de tesistas de Magíster y Doctorado, numerosos Investigadores, Profesionales de apoyo, Técnicos y Pasantes que desempeñaron sus tareas en el Laboratorio de Humus.  

El reconocimiento del cual gozaba Ramón lo llevó a ser revisor de diversas revistas científicas internacionales y formar parte del comité editor de algunas de ellas.

Las numerosas publicaciones presentadas en congresos, en revistas científicas y los capítulos de libros marcan la magnitud del trabajo realizado y su trascendencia en el medio científico.

Pero lo más importante fue el ejemplo y el permanente intercambio de ideas con quienes compartía la actividad cotidiana, el apoyo constante para avanzar en el conocimiento y el aliento para superar las dificultades que se presentaban.

Ya no está físicamente presente, pero su impronta marcará el camino a seguir.

 
Auspician




Universidad Nacional
del Sur

Excelencia en la
Educación Universitaria





Investigación Científica y
Tecnológica para el
Desarrollo del País